Addi se da el lujo de recaudar US$15 millones colocándose en el Top de las Fintech con mayor financiación en Colombia

Compartir en: 

Sin duda, cuando en el primer trimestre del 2019, anunciamos en Ciclo de Riesgo que había llegado a Colombia el jugador que se convertiría en uno de los más importantes en la Financiación en punto de venta del mercado Latinoamericano, no nos equivocamos.

Addi, la Fintech especializada en crédito en punto de venta, se dio el lujo de levantarse en medio de esta crisis, US$15 millones en una ronda de inversión que cerró el pasado jueves 21 de mayo con gran éxito, convirtiéndose en una de las Fintech que encabezan la lista Top de la financiación recibida por Fintechs Colombianas. Este hecho se constituye en un voto de confianza invaluable, en medio de la gravedad de la coyuntura que atraviesan los mercados de todo el mundo y se vislumbra una descolgada de la calidad de cartera, que de seguro será más pronunciada en los comercios por su gran afectación por el confinamiento obligatorio.

En la ronda de inversión la mayor tajada fue para Quona Capital con sede en Washington DC, quien también participa en el capital de Konfío y Creditas, ambas Fintech de crédito con sede en México y Brasil, respectivamente. En la Ronda de Addi también participaron Foundation Capital, que posee en su portafolio marcas famosas como LendingClub y Rappi, además de S7 Ventures. Y otros prestigiosos fondos como Monashees (VC de São Paulo) y Andreessen Horowitz firma estadounidense con sede en Menlo Park, California, que invierte tanto en start-ups en etapa inicial como en compañías de crecimiento establecido.

Con un equipo de cerca de 75 personas, que operan entre las cuatro principales ciudades del país, y Londres, Addi espera Incrementar su participación de créditos en punto de venta que si bien ahora es pequeña, asegura un crecimiento acelerado, en momentos en que la financiación del comercio y especialmente en punto de venta, se constituye en una de las herramientas más eficaces para potencializar las ventas.

Desde su fundación en 2018, Addi ofrece una solución de crédito omnicanal, 100% digital, tanto en punto de venta como en comercio electrónico, en comercios de todo tipo, en los que se encuentran marcas como Haceb, Corona, Koak, y Pintuco, reportando colocaciones cerca de $100.000 millones en créditos a más de 70.000 clientes, a quienes han entregado créditos hasta de $20MM como máximo.

Cuando Santiago Suárez, cofundador y CEO de Addi, regresó a Colombia, ya tenía claro que en menos de dos años, estaría también incursionando en Brasil y México. Gracias a esta inyección de capital, la compañía podrá estar operando también en Brasil y México a inicios del 2021, o antes si las consecuencias del Covid permiten seguir avanzando, en momentos en que ya consolidan una presencia en 85 municipios de Colombia en 1.200 comercios.

Extrañamente Addi no hace parte hoy de Colombia Fintech. Sin duda no será por arrogancia, en un sector que se ha inspirado siempre en la inteligencia colaborativa, y se ha impulsado por la suma de esfuerzos de sus pares.

 

¿Quién es Santiago Suarez fundador de Addi?

Santiago Suarez se desempeñó en el pasado como vicepresidente de estrategia de LendingClub, la fintech norteamericana; anteriormente había trabajado como jefe de Desarrollo de Nuevos Productos y Servicios Emergentes en JP Morgan, y fue su líder del equipo global de innovación en Nueva York y Londres, así como socio de la aceleradora Y Combinator de Silicon Valley.

La ventaja de no estar obligado al riguroso marco normativo de la Súper

Teniendo en cuenta que Addi no es una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia, sus créditos no están respaldando el ahorro del público por lo que su modelo de riesgo no está obligado a cumplir los rígidos estándares de las entidades vigiladas. Esto le permite manejar un proceso liviano de crédito. Es así como la información que captura Addi para analizar la solicitud de crédito, es solo de la cédula, el correo electrónico y el celular, datos que a todas luces resultan insuficientes para que una entidad bancaria tradicional puede efectuar un análisis de riesgo crediticio y más si la respuesta se hace en menos de 5 minutos, luego de los cuales, Addi está enviando por Whatsapp la oferta, el contrato y cierra la transacción del pago y por este canal efectúa la cobranza, etapa en la que se apoya también en un empresa de cobranza colombiana en outsourcing.

 

V-Tex el aliado estratégico de Addi, otro jugador en las grandes ligas del comercio mundial

Addi funciona como un botón de pago, bajo un modelo “onboarding” integrado bajo la plataforma V-Tex que les permite instalar a las tiendas la plataforma para sus ventas.

V-Tex, es la plataforma de comercio multi-tenant capaz de unificar experiencias en todos los canales de venta; originalmente comenzó en América Latina, y hoy es con la que operan marcas como Walmart, Whirlpool, Coca-Cola, Stanley Black & Decker, Nestlé, Levi’s, Sony, L’Oréal y Motorola y ya cuenta con presencia en 28 países. En el 2018, V-Tex fue nombrada como un major player en el IDC MarketScape (estudio que evalúa plataformas de todo el mundo en las categorías SaaS y comercio digital B2C en la nube) y reconocida en el Cuadrante Mágico de Gartner para Comercio Digital.

En noviembre de 2.019 V-tex levantó US$140 millones de dólares, en una inversión liderada por SoftBank, específicamente a través de su fondo latinoamericano, con participación también de Gávea y Constellation Asset Management.

 

Se calienta la competencia de financiación en punto de venta

Con este fortalecimiento de Addi, se calienta la competencia de crédito en punto de venta en Colombia, mercado que todos pensábamos, estaba más que atendido, sin embargo es claro que en espacio de bajos ingresos hay muchas capas aún por profundizar.

“Crédito sin cuota inicial”; “Crédito al instante”: detrás de este auge de letreros en muchas de los locales de los centros comerciales del país, están empresas como Servicrédito, Sistecrédito, Kaiowa, el Palacio del Crédito y Credidya, entre otras, además de Referencia, que opera el producto Listo pago a plazos de Fenalco, todas ellas con modelos de financiación directa en el punto de venta, en minutos y de manera muy muy fuerte avanza Referencia, una Fintech incubada por Refinancia, con su producto Li$to Pago a Plazos, que opera en alianza con Fenalco. Actualmente, Listo Pago a Plazos opera en más 900 comercios y 3.000 puntos de venta.

Por su parte son también cada vez más, los empresarios del comercio que otorgan financiación propia, incorporando la gestión del riesgo del crédito a sus modelos de negocio. Muebles Jamar, Vélez, Bon-Bonite, Alkomprar, Familia, son algunas de las empresas, que al igual que Flamingo, cuentan con su propio sistema de crédito. Para ellos es claro, que el costo de no mover el inventario, implica tomar partido en el mercado crediticio y lo que es más importante, integrar la cadena de valor.

En los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre, el líder es Brilla de Sutigas, con un cupo de crédito aprobado a los usuarios que han tenido un buen comportamiento de pago en su factura del gas.

Y por si fuera poco, el aumento en las plataformas de préstamos digitales, que habían estado tradicionalmente orientadas a la banca de personas, comienzan también a mirar el comercio como un nicho interesante, proceso liderado por empresas Fintech como Gulungo, Sempli, Finsocial, FinaKtiva, Zinobe, y Pime, entre otras. Todo lo anterior sin hablar de las tarjetas de crédito, bancarias o de marca propia, que siguen siendo las reinas de la financiación del comercio en Colombia. 

No todo es color de rosa; el desafío para Addi es grande en momentos en qué se avecina el mayor crecimiento de cartera vencida en Colombia.

Como bien lo menciona Ricardo Durán en su Editorial del mes de mayo en la Revista Ciclo Solidario, especializada en crédito con impacto social: “Este riesgo post-pandemia aflorará en el tercer trimestre del año, tan pronto culmine el período de ficción contable de 120 días que generan los alivios. La finalización de los períodos de gracia y la normalización de la recuperación de cartera incrementarán la cartera vencida a niveles sin precedentes, a la vez que se hundirán los saldos de cartera ya sin la magia contable del traslado de las cuotas de amortización de los créditos.

En momentos en que las entidades financieras endurecen las condiciones de crédito y han tomado una posición más conservadora con respecto al riesgo de crédito, Addi mantiene intacta su promesa de aprobar créditos en menos de cuatro minutos. Sin papeleo ni largos trámites, con créditos de 3 a 24 meses, dependiendo del perfil crediticio del cliente. Aclara Addi. “No hacemos préstamos en efectivo. Tampoco transferencias electrónicas. Los créditos son otorgados exclusivamente para compras en los comercios aliados”.

Así las cosas, potencializar su operación digital y continuar con la customización de su producto, será uno de los focos en los que Addi está trabajando, por un lado porque la competencia es fuerte con firmas en el mercado que dan la pelea con gran potencia, experiencia y profundo conocimiento de un mercado que no es fácil conquistar y fidelizar:

Segundo porque, igual que en las economías emergentes, en Colombia, una de las mayores limitantes para generar un mayor flujo de crédito está representada en la escasez de información especializada, que facilite las tareas de análisis, reconocimiento de la solvencia, y calidad crediticia real de los clientes actuales y potenciales, más en momentos de Pandemia . Ante esta limitante, la tecnología y la sofisticación de las herramientas de analítica, big data y novedosa como el score psicométrico, unidas a la inteligencia artificial, propias de los modelos Fintech, están dotando al mercado de información inteligente que permitirá avanzar en la atención de poblaciones hasta hoy desatendidas, como lo es el comercio masivo popular.

Y como tercera razón como lo resaltaba Marie-Paule Laurent y sus colegas de la oficina de McKinsey en Bruselas, “pocos líderes empresariales podrían haber previsto un cierre económico global de esta magnitud. Los modelos de los que dependen las instituciones financieras para administrar sus negocios simplemente no incorporan tal crisis. La mayoría de los modelos están diseñados casi necesariamente para predecir un futuro estable. Hay varias razones para las fallas: Primero, los supuestos y límites del modelo definidos en la etapa de diseño se desarrollaron en un mundo anterior a COVID-19; En segundo lugar, la mayoría de los modelos se basan en datos históricos, sin el acceso a esos datos de alto espectro de tiempo, la recalibración del modelo no se hace posible; Finalmente, si bien el acceso a los datos alternativos necesarios es teóricamente posible, los modelos no podrían integrar la nueva información de manera ágil, porque los sistemas y la infraestructura en los que están construidos carecen de la flexibilidad necesaria. (ver artículo completo en https://www.cicloderiesgo.com/viviendo-el-credito/la-pandemia-obliga-calibrar-los-modelos-de-riesgo-de-la-banca

 

¿Quién es el robusto inversionista, que aún tiene apetito de riesgo en el mercado crediticio de negocios y comercios en latinoamérica, región que es ahora el epicentro de la pandemia?

Quona Capital con sede en Washington DC, también participa en el capital de las Fintech de crédito Konfío (México) y Creditas (Brasil), fue el que mayor participación aseguro en esta ronda de inversión.

El pasado 5 de marzo, Quona Capital informó con gran satisfacción el cierra de su segundo fondo enfocado en la inclusión financiera por USD$ 203 millones en los mercados emergentes de América Latina, África, India y el sudeste asiático. Con este cierre, Quona Capital completa $ 363 millones en activos bajo administración.

Las inversiones de Quona en India incluyen préstamos para pymes minoristas NBFC NeoGrowth, la plataforma de tecnología de wealth managemen Fisdom, la plataforma de comercio para pymes IndiaMart, la plataforma de préstamos para pequeñas empresas, SMEcorner, la compañía digital de financiamiento de consumo ZestMoney y el jugador alternativo de decisión crediticia CreditMantri.

Ganesh Rengaswamy, co-founder y partner at Quona Capital, informó que con el nuevo fondo, la firma planea invertir en alrededor de 20 compañías "Con este fondo podremos reservar hasta USD$ 15 millones por inversión, dependiendo de la naturaleza de la compañía, el alcance, la geografía y otros factores, que es aproximadamente un 50% más alto de lo que podríamos distribuir por inversión en el fondo anterior".

Agregó que el fondo estaba buscando cada vez más oportunidades en el espacio de tecnología de seguros, facilitadores de servicios financieros y adyacencias a los servicios financieros en India. "Estamos viendo surgir múltiples temas en las adyacencias a los servicios financieros, incluidos el comercio y los servicios financieros, la movilidad y los servicios financieros, así como los servicios financieros integrados en educación, agricultura y atención médica", dijo Rengaswamy.

Acción International, líder mundial en inclusión financiera con cinco décadas de experiencia en mercados emergentes, es el patrocinador e inversor principal del Fondo de Inclusión Fronteriza de Acción, que es administrado por Quona.

 

¿Quiénes son los Fondos que apostaron por Addi en su primera ronda?

En su etapa previa, Addi recibido inversiones por US$16 millones, constituyéndose en la primera empresa Latinoamericana en ser respaldada por Village Global, fondo de inversión en el que participan Bill Gates, Mark Zuckerberg y Jeff Bezos.

 

La importancia de la Financiación en el comercio

Según la Organización Mundial del Comercio, hoy en día, hasta el 80% del comercio global se apoya en algún tipo de financiación o seguro de crédito. Sin duda la herramienta más poderosa para dinamizar el comercio de una manera sostenible es la financiación. La disponibilidad de crédito es fundamental para asegurar la solidez del sistema comercial.

La falta de dinero es uno de los impedimentos más frecuentes por lo que los consumidores descartan una compra, más ahora en que los ingresos de miles de hogares se han visto comprometidos por la pandemia, el financiamiento se ha convertido en una solución para ayudar a los comercios.

Incrementar sus ventas; obtener más ingresos por compra; mejorar el flujo de caja y atraer y retener clientes potenciales, son algunas de las ventajas que estos nuevos modelos de financiación digital ofrecen a negocios de todos los tamaños y sectores. Para Addi, atributos como la digitalización y las preferencias de los usuarios por servicios innovadores, rápidos y en línea han convertido a las Fintech en grandes aliados.

Una alternativa de pago adecuada, unida a la conveniencia dentro de ese momento de verdad en la compra, es el que permite un incremento en la tasa de conversión de hasta un 20% y en el ticket promedio de compra.

Como lo resalta Kenneth Mendiwelson – CEO Referencia y presidente de la Junta Directiva de Refinancia, una de las firmas líderes en financiación en punto de venta: “Uno de los atributos que están presentes en las empresas especializadas en financiación del comercio, además de la mejor experiencia de usuario, es la conveniencia definida como la capacidad de poder comprar un producto en el “lugar adecuado y en el momento adecuado. Pero también tenemos que añadir a esta definición que es necesario ofrecer una alternativa de pago adecuada para que el consumidor realice la compra que está considerando. Es evidente que los hábitos de compra del consumidor siempre están cambiando. Una de las principales razones que incitan estos cambios es la permanente búsqueda por la conveniencia; y la definición de la palabra conveniencia también es dinámica y varía en la medida en que evolucionan las generaciones. Hemos llegado al punto en donde la conveniencia para el consumidor está definida por la capacidad de poder comprar un producto en el “lugar adecuado y en el momento adecuado. Para ir comprendiendo al consumidor de hoy, debemos empezar por entender cómo los puntos de venta caben dentro del “lugar adecuado y el momento adecuado”. Hoy en día éstos pueden ser en línea (website o app), en tiendas físicas, o en algún evento en donde se haga evidente el interés por el producto; o inclusive, pueden ser todos al tiempo bajo el concepto de “omnicanalidad”. Lo cierto es que tan pronto el interés resulte en un impulso de compra por parte del consumidor, el comercio debe habilitar la oportunidad para realizar la venta. Muchas veces, esta oportunidad de venta está limitada por el ingreso disponible del consumidor. Quien hace la compra no siempre tiene la liquidez inmediata para pagar el precio completo del producto en el momento en que lo necesita; pero esto no quiere decir que no lo puede pagar con el ingreso disponible que tendrá en el futuro cercano. Es entonces conveniente ofrecer alternativas de financiación en el punto de venta”.

 

Otras Fintech colombianas que han llevado a cabo procesos de atracción de recursos exitosos

En este selecto grupo de compañías que han podido atraer recursos en medio de la coyuntura el Covid-19, está también Zinobe que obtuvo, a principios de mayo, el cierre de una línea de crédito de US$10 millones, expandible hasta US$30 millones, concedida por Monachil Capital Partners, una firma de gestión de inversiones que fundó Ali Meli, antiguo socio de Goldman Sachs y que se enfoca en mercados emergentes. Zinobe opera con dos productos, Lineru, un producto de crédito de consumo en línea de hasta 1 millón de pesos colombianos y ahora también con Aliatu, plataforma de crédito para mipymes.

Zinobe se constituye en la primera fintech para entregar una línea de crédito a los trabajadores independientes de Colombia, en medio de la crisis por Covid-19.

Gracias a la confianza del mercado en el ecosistema Fintech en Colombia, el país se consolidó como el tercero más grande de la región, tras llegar a 200 startups el año pasado y crecer el 26%.

También Finaktiva, empresa de crédito digital para emprendedores, logró una ronda de financiación de aproximadamente US$9 millones; Hoy Finaktiva apalanca cerca de $23.000 millones del Fondo Nacional de Garantías (FNG), siendo la pionera en la intermediación de estas líneas especial de crédito con cobertura del estado. Finaktiva también opera redescuentos de Bancoldex.

Por su parte, en noviembre de 2019, Finsocial, recibió una operación de deuda del banco norteamericano Morgan Stanley por US$125 millones, con la estructuradora Pronus, y en 2020 hará una capitalización de un fondo extranjero por US$40 millones más. Estos recursos son exclusivos para la originación de nuevos créditos, con los que espera aumentar su cartera a $700.000 millones en 2020. “Tenemos una colocación de $30.000 millones mensuales. En 2020 esperamos un superar $40.000 millones. Somos menos de 1% del mercado, que es de aproximadamente $50 billones, en cartera tenemos $450.000 millones. Somos pequeños. Este tipo de negocios lo que primero requieren es capital para después capitalizar” explica su presidente Santiago Botero que tiene en su mira convertirse en un banco.