Aprobado en Cámara proyecto "Borrón y Cuenta Nueva"en los reportes a Centrales de Riesgo

Compartir en: 

¿PARA ATRÁS COMO EL CANGREJO?

Después de dos días y más de 20 horas de debate, la Cámara de Representantes aprobó por unanimidad el proyecto de Ley Estatutaria “Borrón y cuenta nueva”.

Solo queda pendiente un último trámite para que la iniciativa salga del Congreso mediante un texto consolidado, a revisión constitucional; teniendo su paso definitivo en la Presidencia de la República, donde, de ser sancionado, se convertiría en ley.  Para esto se requiere que Senado y Cámara  concilien y unifiquen la propuesta,  teniendo en cuenta que  cada corporación aprobó textos diferentes, por variaciones en algunos de los 16 artículos de la iniciativa.  Es por esto que es prematuro anticipar el alcance definitivo, además por lo confuso de la forma de consignar en la Gaceta las proposiciones de los diferentes Representantes en la modificación del texto en Debate.

Al final del artículo está el Link para ver la grabación del debate completo y descargar la Gaceta con las modificaciones, y demás intervenciones de cada Representante.

El nombre del proyecto de Ley de ‘borrón y cuenta nueva’ se debe a la inclusión de su artículo central de alto impacto, denominado de transición,  que propone una amnistía por una única vez para que los deudores que se pongan al día dentro de los primeros doce meses, una vez entre en vigencia la ley  (y de manera retroactiva, para quienes lo hayan hecho con anterioridad),  les sea eliminado de inmediato el reporte negativo en las centrales de riesgo que operan en Colombia, TransUnion, (antes Cifín)  y Datacrédito operada por Experian.  Sin embargo, el texto de este artículo (No. 10) fue modificado en la ponencia, agregando un plazo de seis meses para el Régimen de transición. Es decir que  quienes se pongan el día dentro de los 12 meses siguiente a la entrada de vigencia de la Ley, permanecerán con dicha información negativa por un máximo de seis meses, una vez cumplido este periodo su calificación negativa se retirará de forma automática.  

Una vez pasada la “amnistía” El reporte negativo máximo de una persona en centrales de riesgo será el doble de la mora de su obligación hasta máximo dos años y no cuatro años, como opera hoy, parágrafo que tuvo anotación para modificación de Juanita Goebertus  en el último debate (parágrafo primero artículo tres) en la que se precisó “en el caso que no se hayan iniciado acciones judiciales”.

Para las personas con deudas menores, se acotó en el debate que deben ser notificadas dos veces por parte de la entidad crediticia,  antes de reportarla a la central de riesgo, para que tenga tiempo de ponerse al día. Reza exactamente la gaceta con el texto de modificación por anotación del Representante Alfredo Duque en el último debate así: El dato negativo causado por obligaciones inferiores o iguales al 15% de un Salario mínimo (varió el porcentaje que antes era del 20%), solo será reportado después de cumplirse al menos dos comunicaciones (varió el alcance que antes era por notificación) y debe mediar entre el último notificación y reporte, 20 días calendario” (Menos de $132 mil pesos)

En caso de rechazo de la solicitud de crédito, la Ley estaría obligando a las entidades crediticias  a informar por escrito al deudor las razones objetivas del rechazo.

Por su parte, la consulta de la vida crediticia es gratuita  (normalmente lo es) y se prohíbe que el reporte sea usado por cualquier empresa consulte para decidir si se da empleo a un colombiano, salvo que se trate de aquellos que manejen recursos del público.

Así mismo, los Colombianos que se vean afectados en su economía a causa del confinamiento por la pandemia no podrán ser reportados.

Además, se incluyó el planteamiento para que, una vez pagada la obligación, las personas que tengan clasificación Mypyme, del sector turismo, pequeños productores del sector agropecuario, personas naturales que ejerzan actividades comerciales o independientes salgan de manera inmediata del reporte.

Si bien el espíritu de la norma buscaba que los Colombianos reportados en las centrales de riesgo pudieran limpiar su vida crediticia y acceder a nuevos créditos, en el fondo la falta de información siempre  castiga el mercado con mayores tasas por mayor riesgo.

Este camino inició con la expedición de la Ley  1266 de 2008, con la que se dio el primer paso en la materialización del derecho al habeas data y la protección de los datos personales, abriendo la puerta a que el país entrará a ser parte de aquellos con un buen nivel en protección de datos y haciéndolo más atractivo para la inversión extranjera. Sin embargo algunos sectores encontraban de mayor severidad el hecho de que un deudor quedara reportado por  el doble de la mora hasta un máximo de cuatro años, perdiendo en la práctica su vida crediticia.  Seguramente estas correcciones debían darse, pero de forma diferente para no afectar el mercado crediticio, es lo que opinan las entidades financieras.  

Al final del debate  se presentaron a manera de propuesta dos nuevos artículos que fueron avalados, la Alianza Verde pidió que esta nueva ley cuente con una revisión, dentro de dos años, para verificar la utilidad de la iniciativa y los efectos que pudo haber tenido en el mercado crediticio.

El segundo, de los dos artículos nuevos,    busca que los campesinos y pequeños productores agropecuarios, las víctimas del conflicto armado, además de los jóvenes y mujeres rurales que tengan cualquier tipo de crédito agropecuario con Finagro sea esta la entidad encargada de verificar el pago de las moras, para que se elimine el reporte negativo en las centrales de datos un mes después de pagada la obligación.

Esta iniciativa del senador  David Barguil, del Partido Conservador, y con ponencia del representante por Cambio Radical, César Lorduy, se presentó con el argumento de “brindarle a los ciudadanos la oportunidad de recuperar su vida crediticia de manera pronta y efectiva con mejores herramientas que permitan que los titulares ejerzan su derecho a la autodeterminación informática, es decir conocer, actualizar y rectificar los datos sobre ellos en los bancos del sector financiero, comercial y crediticio” según lo explicaron los defensores del proyecto.

Vea el debate completo en el siguiente enlace (Ojo minuto 5:59 del Debate):  https://www.youtube.com/watch?v=tJV9mIOUpi0&feature=youtu.be

Sin duda este es un tema en el que los políticos ganan popularidad y votantes, por lo que la votación en el debate, como se esperaba, fue mayoritaria; sin embargo era evidente que muchos Representantes en el fondo, realmente no estaban entendiendo el alcance de una medida como esta.  

“Es un error pensar que la ley de borrón y cuenta nueva favorecerá a los más vulnerables en medio de esta crisis sanitaria. Tener información suficiente y de calidad favorece el acceso al crédito, mejores tasas de interés y ampliar la cobertura. Necesitamos que el análisis de esta ley se dé bajo estrictos parámetros técnicos y no se limite al discurso político. Las fintech de crédito digital y sus usuarios se verían muy limitados por esta norma. Está en juego la Inclusión Financiera”, es la opinión de Erick Rincón Cardenas, Presidente de Colombia Fintech.  

Uno de los puntos más sensibles del proyecto tiene que ver con la calificación crediticia, la que según este proyecto de ley deberá normalizarse tan pronto como se elimine el reporte negativo.  Todos los modelos de riesgo de crédito del mundo, se soportan en la historia crediticia de los deudores,  y son el principal indicador decisorio del proceso de aprobación.   Recordemos que la calificación crediticia reúne diferentes variables de comportamiento y no solo se alimenta de una foto estática, lo que distorsionaría los score crediticios, que están construidos con más o menos data histórica de 5 años, para que realmente sean predictivos.

 

¿PARA ATRÁS COMO EL CANGREJO?

Las entidades crediticias y todo aquel que tenga un claro entendimiento del valor de la información en el sano desarrollo de los mercados especialmente los microfinancieros, entiende el peligro del alcance de iniciativas que pretenden retroceder en las mejores prácticas que ha apropiado Colombia en materia de información crediticia y de promoción del acceso al crédito, que nos merecieron obtener el segundo lugar en el Ranking anual Doing Business pocos años atrás, publicación insignia del Grupo del Banco Mundial sobre la facilidad de hacer negocios, que mide las regulaciones que favorecen la actividad empresarial o la restringen en 11 áreas críticas del ciclo de actuación de los negocios en 190 países.  Después de haber estado en el número dos del Ranking, hoy hemos retrocedido al puesto No. 11.

Unas populistas y otras de buena fe, lo cierto es que algunas iniciativas en vez de promover la inclusión financiera, la frenan y la cargan de costos innecesarios teniendo en cuenta que elementos como la incertidumbre o la falta de información histórica sobre ciertos nichos, de inmediato eleva las condiciones de riesgo de cualquier operación y por ende los costos que se ven reflejados en mayores tasas de interés, y mayores provisiones ante eventuales crecimientos en la siniestralidad de cartera, resaltando la importancia de la cartera como el activo más valioso de las entidades crediticias que a su vez sustenta la sostenibilidad de la intermediación financiera y respalda el ahorro de millones de colombianos.

No hay que ver muchos debates para concluir que definitivamente estamos gobernados por personas que poco entienden de lo que hablan.   Repiten sin la más mínima profundidad, legislan sobre la casuística, sobre la noticia pasajera, sobre el encabezado amarillista de la prensa. Exponen cifras fuera de contexto, como por ejemplo es lamentable ver que citen el número de quejas presentadas ante la Súper, sin el consecuente contexto de cuantas fueron favorables al cliente y cuantas, la inmensa mayoría,  resultaron quejas sin fundamento, que fueron resultas a favor de la entidad financiera.  Más allá de desinformar, esto ejemplo en otro país, se definiría como un comportamiento poco ético.  

Incluso en su último reporte para 2020 del Doing Business del Banco Mundial, los autores señalan la estrecha relación entre información crediticia y evasión de impuestos “las empresas evaden impuestos a menor grado en economías con mejores sistemas de intercambio de información crediticia;  este efecto es más fuerte para las empresas más pequeñas, empresas en ciudades y pueblos más pequeños, así como aquellos que operan en industrias que dependen de financiamiento externo, y en industrias y economías con mayor potencial de crecimiento.

Mientras en  Colombia se trata de minimizar la información financiera de Buró,  se han abierto en todo el mundo 56 nuevos Buró crediticios y 32  centrales de riesgo, especialmente en los mercados de bajos ingresos y economías en desarrollo; para el Banco Mundial: “El intercambio de información de crédito tiene convertirse en un elemento clave en la infraestructura de los mercados de crédito en todo el  mundo como prerrequisito para una buena gestión de riesgos y estabilidad financiera. Las oficinas de crédito y los registros ofrecen una forma de minimizar el problema de la información asimétrica porque ayudan a los prestamistas a predecir mejor a los prestatarios y su capacidad de pago, reduciendo así la probabilidad de incumplimiento”.

Mientras que el 67% de las economías tenían un buró de crédito privado o un registro de crédito público según el Doing Business 2005, en 2019 esa cifra es del 88%.   En Doing Business 2005, todas las economías de altos ingresos de la OCDE tenían un funcionamiento buró de crédito o registro en comparación con el 57% de las economías en África subsahariana.

LA CARTERA ES LA BASE DE LA ESTABILIDAD FINANCIERA EN TODOS LOS SECTORES

Es de resaltar también que la financiación no es exclusiva del sector financiero, las cooperativas o microfinancieras y es en realidad transversal a todos los sectores de la economía y tamaños de empresas, por ejemplo el comercio, el retail, los servicios públicos, los telcos, las ventas multinivel, los fondos de empleados. En la mayoría de actividades productivas o de servicios, el otorgamiento de crédito se constituye en dinamizador de las ventas y en herramienta para tener acceso a nuevos mercados, Por su parte la sana rotación de la cartera es la base de la estabilidad financiera sostenibilidad y competitividad.

Por otra parte, los mensajes y discursos que se generan alrededor de estas iniciativas construyen en la población un imaginario peligroso equivoco y la falsa creencia que las entidades que tuvieron a bien confiar y otorgar la financiación son las responsables de los malos reportes que lleguen a tener los personas en las centrales de información financiera y no la verdadera razón del reporte negativo que solo nace del retraso, incumplimiento o no pago de una obligación por parte exclusivamente del deudor; obligación que a su vez necesita hacerse liquida dentro de los plazos originalmente pactados por que hace parte de la cadena de pagos del prestamista, por ejemplo pagar ahorradores, pago de nómina, pago de arriendos, compra de inventario y pago de proveedores, entre otros.

 

LA BUENA INFORMACIÓN ES CLAVE PARA EL ACCESO AL CRÉDITO

Según lo revela cada trimestre el banco de la República en su “Encuesta sobre la situación del microcrédito en Colombia”, la falta de información financiera está entre los primeros lugares dentro de la lista de factores que les impiden otorgar un mayor volumen de microcrédito a las entidades crediticias, incluidas las financieras especializadas que no son vigiladas por la Superintendencia.

Así las cosas, mantener la mayor información financiera sobre los potenciales y actuales sujetos de crédito se constituye en un factor de beneficio para todas las partes, que genera mejores condiciones de acceso al crédito. Cualquier medida que restrinja la información en a todas luces inconveniente y va en contravía de las mejores prácticas internacionales.

 

MEJORES PRÁCTICAS INTERNACIONALES EN INFORMACIÓN CREDITICIA

La información crediticia se constituye en factor fundamental para medir el grado de madurez y competitividad de los sistemas crediticios mundiales, siendo este uno de los 11 aspectos que mide el Grupo del Banco Mundial en su informe anual Doing Business, a través del índice de cobertura, alcance y accesibilidad de la información crediticia disponible a través de los registros de crédito o los burós de crédito.

Las mejores prácticas internacionales se centran en la divulgación de información crediticia tanto de particulares como de empresas, divulgación de información crediticia tanto positiva (por ejemplo, cuantía del préstamo original, cantidad del préstamo e historial de pagos puntuales) como negativa (pagos demorados y el número y la cantidad de impagos). Si se distribuyen datos de minoristas o de empresas de servicios públicos y si hay disponibilidad de datos históricos.

Los registros y burós de crédito que eliminan los datos de los impagos tan pronto como se salda la deuda o que distribuyen más de 10 años de información negativa después de que la deuda es saldada obtienen una puntuación de 0 en este componente.

De igual manera si no se dispone de información sobre préstamos inferiores al 1% del ingreso per cápita se baja la nota de competitividad. Si el registro o buró no es operativo o tiene una cobertura inferior al 5% de la población adulta, la puntuación en este índice es 0.

Por ejemplo en la India, luego de mejores en la calidad y suficiencia de la información crediticia, los prestamistas en la industria de microfinanzas observaron un 50% menos tasas de incumplimiento, así como mayores eficiencias operativas y crecimiento del acceso al crédito, caso de éxito muy conocido que seguramente no ha sido estudiado por los honorables congresistas,  que si miran con profundidad los estudios de cuanto mejorarán su votación con proyectos como estos.

Mientras la mayoría de países avanzan,  Colombia se acerca a esas 26 economías que tomaron medidas que crearon nuevos obstáculos para su competitividad y crecimiento, incrementando sus costos y su riesgo.

Vea el debate completo en el siguiente enlace (Ojo minuto 5:59 del Debate).

https://www.youtube.com/watch?v=tJV9mIOUpi0&feature=youtu.be

Y descargue aquí las Gaceta con las modificaciones, y demás intervenciones de cada Representante

 

Icono PDF gaceta_207_anotaciones_y_modificaciones_del_ultimo_debate_mayo_17_de_2020_borro_y_cuenta_nueva.pdf