Tres alertas tempranas advierte el Superfinanciero que señalan mayor deterioro de la cartera

Compartir en: 

El Superintendente Financiero de Colombia, Jorge Castaño, en su presentaciòn hoy mièrcoles 17 de agosto "Condiciones necesarias para gestionar coyunturas desafiantes", en en la sesión de instalación de la 56 Convención Bancaria organizada por Asobancaria y que se lleva a cabo el Cartagena de Indias, llamò la atenciòn de las entidades crediticias sobre tres alertas tempranas, con el fin de que se tomen medidas preventivas que aseguren que en el 2023 la cartera pueda seguir creciendo de manera sostenible.   

"La primera alerta temprana esta relacionada con los plazos en los cuales se estan originando los creditos. Estamos viendo plazos de 8 y mas años en otorgamiento de creditos de libre inversiòn; la segunda esta relacionada con el aumento de los cupos en las trajetas de credito; hoy los cupos de tarjetas de credito estan mas o menos en unos 96 billones de pesos. Antes de la pandemia estaban al rededor de los 62 billones. Y el tecer elemento es que las originaciones nuevas de credito se estan deteriorando mas rapido de lo que se han deteriorado otros creditos similares en otro momento del tiempo, incluso antes de la pandemia". 

Explica el Superfinanciero que los cupos aprobados de tarjeta de credito resultan ser una tentaciòn muy grande para el deudor, màs aun cuando en Colombia los deudores tiene muy poca sensibilidad a la tasa de interès y tienen mas sensibilidad al valor de la cuota. El deudor colombiano tradicional lo que pregunta es el valor de la cuota mensual y es por eso tambien que los plazos comienzan a extenderse para que el valor de la cuota no sea muy alto,  lo cual termina siendo un mayor costo para el deudor como quiera que a mayor plazo mayor costo. 

Otro agravante es la concepciòn de la tarjeta de crèdito como un ingreso y no como una herramienta de financiaciòn para bienes durables que no son del consumo dìa a dìa del hogar.

"Con la informacion que tiene la superfinanciera de solo las entidades vigiladas, sin incluir creditos con el sector real, estamos viendo que la carga financiera de los hogares ha empezado a aumentar; esa porciòn de dinero que utilizan los hogares, para paga sus deudas, ha comenzado a crecer y si a esto le agregamos el efecto de la inflaciòn, claramente va a ver una mayor presiòn, en esa capacidad de pago de los deudores".

Al respecto el Superintendente llamò la atencion sobre el efecto que la inflacion esta teniendo en la carga financiera de los hogares: En junio de 2022 el 35,1% de los deudores tiene una carga financiera >=40%.  Ante una disminución de los ingresos disponibles por efecto inflacionario, a diciembre de 2022 el 38,8% tendrían una carga superior al 40%.

La preocupaciòn del Supervisor està centrada en el sobre-endeudamiento que puedan comenzar a presentar los hogares teniendo en cuenta que el crecimiento de la cartera a hogares muestra una aceleración frente a su tendencia de largo plazo. Por su parte, se observa un incremento en el endeudamiento de los mismos.  Lo anterior en un entorno de incremento de tasas que hace que las deudas se esten volviendo mas costosas. 

Explica el Super "nosotros tenemos una manera de medirlo en funcion del ingreso que se declara ante la Plantilla Integrada de liquidacion de aportes (PILA); lo que nosotros comparamos es el ingreso que declaran los deudores VS.  el valor de las cuotas mes a mes. Mas o menos antes de la pandemia esta propociòn estaba bordeando el 26% al 27% aproximadamente en promedio, ahora lo que estamos viendo es que esa proporciòn esta bordeando cerca del 32% al 33%". 

Respecto a las herramientas de control que tiene el Supervisor para llevar a las entidades crediticias a gestionar de mejor manera el riesgo de credito en lo que se refiere a la aprobaciòn de cupos en tarjeta de credito, Jorge Castaño anunciò una nueva herramienta que permita "sincerar" esos cupos de tarjeta de credito, en funcion de la nueva capacidad de pago del deudor:  "vamos a usar una herramienta mediante la cual los cupos no utilizados en tarjeta de crèdito comiencen a consumir capital y provisiones. es decir que que le cuesten a la entidad crediticia. Hoy lo que queremos es prevenir que se puedan materializar en el futuro siniestros de impagos de cartera". 

Sin duda, el apetito por el portafolio de libre inversión y el nivel de cupos en tarjetas impulsa el crecimiento de la cartera e implica una mayor exposición al riesgo.

En su presentaciòn, Jorge Castaño, evidencia, como las cosechas recientes de Libre Inversiòn y Tarejta de Crèdito  presentan aceleración en el deterioro y aumento en las normalizaciones.

Proyecciones de la SFC muestran que el ICR al cierre de 2023 puede alcanzar, en un escenario adverso, un 14.9%.

 

DESCARGUE LA PRESENTACIÒN COMPLETA AQUÌ