LA PANDEMIA DINAMIZÓ NUESTROS PROCESOS: COOPHUMANA

Compartir en: 

Riesgo; un gran Ciclo de Riesgo vive el mundo desde el mes de marzo, cuando todos nos enfrentamos a vivir con la posibilidad del contagio de un virus, situación que obligó a cambiar la agenda. Desde el comienzo, sin perder de vista la complejidad del momento y sus implicaciones, Coophumana entendió la pandemia como una situación que tenía que afrontarse, y rápido. La decisión de sus directivas fue clara y su visión, por los resultados obtenidos a hoy, acertada.

El Coronavirus como una oportunidad de mejora y no como una situación paralizante; ese fue el credo de Gustavo Rincón, gerente general de Coophumana, quien entendió la autopista digital como el canal a través del cual la misión de su entidad tenía que fortalecer las metas del 2020, a pesar del COVID 19.

Ya con una base digital en construcción, esta cooperativa con ocho años en el mercado y presencia en todo el país, venía trabajando para consolidarse como una afianzadora digital y moderna, preparada para entrar a este interesante ecosistema financiero y lograr eficiencias en el manejo de su servicio de afianzamiento de créditos.

Coophumana ha adelantado un proceso con las entidades que atiende, que les ha permitido entender la necesidad de no descuidar el riesgo de su colocación, recalcando la importancia de apoyarse con herramientas financieras como lo son los afianzamientos para respaldar las deudas de los colombianos y a su vez sus carteras. Entendiendo que digitalización y fácil acceso no van de la mano con alto riesgo e inseguridad. Esta percepción de necesidad de más cobertura para la cartera se respalda en las cifras de crecimiento de su colocación de fianzas en los meses comprendidos por la emergencia. De marzo a agosto esta cooperativa ha tenido un aumento sostenido en su operación, con más del 70% de los créditos afianzados de manera digital en el periodo comprendido por la emergencia. Ha duplicado el cierre de alianzas en comparación al 2019 y su presencia en el país.

Gustavo Rincón, gerente general de Coophumana nos presenta su visión y balance de su operación en este año; resultados que sin duda nos inspiran a apropiar la crisis como esa gran oportunidad dinamizadora de mejora y tránsito hacia una sociedad de cooperación y mayor solidaridad.

¿Cuáles han sido los mayores retos y desafíos de la Gerencia para este año de crisis por la Pandemia?                                                                                                                                                                                               

 “El mayor reto es demostrar ese sentido solidario que nos mueve; es poder movernos desde la cooperación y seguir siendo rentables. Generar verdadera flexibilización del servicio, que se sienta más cercano y humano, para trasmitir verdadero apoyo hacia nuestros clientes. Y de puertas para adentro, mantener la unión en el equipo de trabajo y esa motivación a pesar del largo periodo de tele-trabajo que tuvimos”.

¿Qué experiencia han tenido con la digitalización y qué pasos siguen en la incorporación de estas nuevas formas de actuación?

“La fianza para créditos digitales era un producto en el que veníamos trabajando desde el 2019, de manera tranquila, pero la pandemia aceleró el proceso de salir al mercado con este producto y fue una realidad que se logró a finales del mes de marzo.

Actualmente el servicio de afianzamiento digital es 100% para los originadores; ahora trabajamos en la autogestión de toda la información referente a cada aliado de negocios mediante una plataforma transaccional, que permita acortar mucho más los tiempos de respuesta a sus solicitudes, pero que a la vez sea muy sencilla.

Estamos, también, en la labor de poder integrar más servicios, hemos logrado importantes alianzas con proveedores tecnológicos que brinden apoyo en la estructuración de todo el producto digital a nuestros clientes, porque la fianza es tan solo un eslabón en todo lo que demanda un crédito en línea.

Nuestra fianza digital está apta para todo tipo de créditos de consumo, en cualquier línea.

La digitalización dejó de ser un mito: Hay que arriesgarse a avanzar y hacerlo pronto. Es el momento de estar a la vanguardia en lo que la industria demanda por la actual coyuntura. Por eso facilitamos todo tipo de proveedores y aliados que sumen a que las entidades que ya afianzan con nosotros puedan concretar su producto digital”.

¿Cuáles aspectos en los modelos de garantía sufrirán las mayores transformaciones, dada la incorporación de nuevas tecnologías, la multicanalidad y el alcance de las redes sociales?

“Los modelos de garantía de créditos de consumo o modelos de afianzamientos, son los más propensos a sufrir una transformación total tecnológica, ya que operamos como esquemas de cobertura de riesgo que están ligados completamente al otorgamiento del crédito y fijado de acuerdo con las políticas internas de cada entidad, por lo que automatizarlo digitalmente se vuelve completamente viable y permite, además, que su incorporación en el crédito sea mucho más sencilla y cómoda de manejar tanto para acreedor como deudor”.

¿Hacia dónde avanza la gestión de coberturas de riesgo y cuáles son sus mayores retos y desafíos?

“Las coberturas de riesgo avanzan hacia la digitalización también; la industria del crédito no puede avanzar si todas sus “fichas claves” no están apuntando hacia lo mismo.

Los mas importantes retos que enfrenta la industria del crédito los vemos en los temas de fraude y suplantación de identidad. Obliga a ser extremadamente cautelosos y a estructurar productos bien blindados jurídicamente. Otro reto importante es no perder la conexión con el cliente, brindar herramientas tecnológicas, pero que al mismo tiempo el servicio al cliente siga siendo real y cercano. Finalmente seguimos siendo seres humanos atendiendo a otros, no computadores ni sistemas”.

¿Cuáles serían esos tres atributos claves de éxito, que permitan el desarrollo de una gestión de riesgo exitosa, en un año de incertidumbre como este?

“Centrarnos en los clientes, atender todas las necesidades en el momento de emergencia para generar verdadero respaldo ante las estrategias adoptadas por cada cliente frente la contingencia.

Darles la milla extra a nuestros clientes. Hemos engranado un grupo interdisciplinario que asesora en temas legales, tributarios y tecnológicos, principalmente”.

¿Cuáles serían esos aspectos a destacar de su oferta de valor?

“Autogestión mediante portal transaccional para los intermediarios financieros, servicio de garantías 100% digitales e integración de proveedores que faciliten a nuestros clientes lanzar sus canales de créditos en línea.

Nos distinguimos con excelencia en la gestión judicial de recuperación de cartera por nuestra amplia eficiencia cooperativa y ofrecemos, adicionalmente, el servicio de apoyo en la gestión de recuperación de cartera prejurídica, con el fin de reducirle a lo mínimo la carga jurídica de nuestro cliente.

Contamos con un club de beneficios ofrecido a todos nuestros afianzados, que integra más de 35 marcas del país que nos ofrecen especiales tarifas y descuentos. Nos distinguimos por ofrecer un servicio moldeable y flexible a las necesidades del originador de crédito”

Para Gustavo Rincón, sin duda, esos aspectos diferenciadores del Modelo de Negocio de Coophumana están soportados en el servicio: “actuamos de acuerdo con el interés de los clientes y nos adaptamos a sus necesidades. Esto hace que nos miren como un aliado clave, confiable y genera mucha fidelidad porque nos unimos al originador con el único fin de generarle verdadero valor agregado con nuestro servicio. Nos enfocamos en hacer negociaciones que sean ganadoras para ambas partes en lo económico, principalmente”.

Esta es la forma en que el equipo de Coophumana sigue impulsando su éxito empresarial con la combinación de tres ejes estratégicos: el sentido solidario como motor, la cooperación como propósito y la rentabilidad como vehículo de crecimiento y sostenibilidad.

Escrito por: Gustavo Rincón, Gerente general de Coophumana